Nuestros sitios
Compartir

Castigos en los niños, lo que sí y no debes hacer

Por: Mujer de 10 02 Jun 2016

Todas nos preguntamos hasta dónde deben llegar los castigos de los hijos. Nuestras abuelitas siguen diciendo que “más vale una nalgada a tiempo” pero, ¿es cierto?Los castigos […]


Castigos en los niños, lo que sí y no debes hacer

Todas nos preguntamos hasta dónde deben llegar los castigos de los hijos. Nuestras abuelitas siguen diciendo que “más vale una nalgada a tiempo” pero, ¿es cierto?

Los castigos son un mal necesario en la educación de los niños, pero ni todos los castigos funcionan ni todas las situaciones los ameritan. Descubre qué es lo que sí y lo que no debes hacer en materia de castigos.

Lo que sí se vale

Durante su crecimiento, los niños necesitan reglas, estabilidad y predictibilidad. Por eso es necesario que conozcan las reglas y consecuencias de sus actos por adelantado. Además, todos los actores involucrados en la educación de tu hijo deben estar del mismo lado. De nada servirá que mamá y papá castiguen una actitud pero que los abuelos o tíos la permitan.

Este video te puede interesar

Si por alguna razón ya estás enojada, evita dar un castigo sin pensarlo antes. Mejor cálmate y habla con tu hijo sobre la consecuencia de lo que hizo. Hazle saber que no estuvo bien y cuál será el castigo. Y asegúrate de aplicar ese mismo castigo por esa misma razón siempre. De lo contrario, perderás credibilidad.

Para hacer las cosas más sencillas con tu pequeño, hagan un cartel con dos partes: de un lado los acuerdos y, del otro, las consecuencias. Ojo: para que la comunicación sea mejor con tu hijo, incluye los acuerdos que tú debes cumplir, así desde un inicio estará consciente de que sus opiniones también son tomadas en cuenta.

castigos-hermanos

Lo que no se vale

En primer lugar, los castigos físicos. Los golpes no educan. Por el contrario, hacen a los niños mañosos y manipuladores, además de que perderán la confianza en ti. ¿O tú confías en alguien que te lastima?

Castigar a un niño con algo que de verdad le duele nos volverá las madres más injustas, terribles, opresoras, y muchas cosas más. Es normal, no te preocupes. Lo importante es no ceder ante sus gritos, lloriqueos y pataleos, sino mantenerse firme con el castigo. En el primer momento de flaqueza, los niños ganaron y los padres perdieron.

castigos-berrinche

Tampoco se vale que otros miembros de la familia sean afectados con el castigo. Decir que por la falta de uno de tus hijos nadie más podrá disfrutar del paseo del fin de semana sólo creará rencores. ¡No dividas a tu familia!

Recuerda que, desde los cuatro años, los niños comprenden muy bien cuándo sus acciones están bien o mal, y es el mejor momento para comenzar a establecer estas reglas y consecuencias.

¿Mi hijo es hiperactivo?

 

Mujer de 10

Mujer de 10

¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ el especial Recetario Navideño FUD ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?