Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Fernanda Haz tu huerto urbano fácilmente ¡y cultiva tu comida!
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

FERNANDA

Haz tu huerto urbano fácilmente ¡y cultiva tu comida!

¿Te encantaría sembrar tus propias legumbres, especias y hierbas? Piero Barandiarán, de Huerto Roma Verde, nos comparte algunas formas sencillas para auto cultivar tus alimentos. ¡Haz tu huerto urbano fácilmente!


Escrito por: Mujer de 10
Haz tu huerto urbano fácilmente ¡y cultiva tu comida!

No es tan difícil ni complejo como crees, ¡de verdad! Piero Barandiarán, Director de Proyectos de La Cuadra AC y Huerto Roma Verde nos dice paso a paso como cultivar hortalizas, verduras y especias sin mayor problema. Haz tu huerto urbano fácilmente con sus tips.

¿Qué puedes sembrar?
Cualquier hortaliza que puedes comprar en el mercado, desde kale y lechugas, hasta amaranto, pasando por jitomate cherry, tubérculos –ajo, cebolla, betabel, jengibre-, especias -manzanilla, jengibre, romero, epazote-, flores como lavanda…. Árboles también, pero son otras técnicas.

Este video te puede interesar

Necesitas:
-Cajón o área de siembra. Necesitas un espacio de tierra de mínimo 25-30 centímetros, para que pueda estar la planta contenta.
-Sustrato nutritivo que incluya hojas secas y tronquitos –tierra de hoja-.
-Luz. Puedes aprovechar tus azoteas, balcones, terrazas, cornisas, muros, jardines, una zona de interiores en donde haya al menos tres horas de luz.
-Agua
-Semillas o plantas

Tienes dos opciones:
Germinar las semillas en pequeños trastes o almácigos y ya que tengas una planta grandecita la trasplantas en tu cajón o guacal. “Es lo más recomendable porque así tú te encargas de todo el proceso, que es el chiste, que seas 100% autosustentable y que no dependas de nadie. O compras las plantas ya crecidas. Incluso puedes comprar las cajas de auto cultivo ya con plantas incluidos. Todo lo puedes comprar en Huerto Roma”.

Así se ven las semillas germinadas en almácigos, antes de trasplantarlas a la caja de cultivo.

Auto cultivo paso a paso

  1. Echas el sustrato, lo remueves bien.
  2. Ubicas dónde trasplantarás cada planta. La idea es que se complementen las plantas, hay unas que no echan raíces tan profundas y otras sí. O algunas más altas que otras. El chiste es permitir que las raíces no compitan y que la altura de la copa permita a todas recibir la luz que necesitan.
  3. Haces el hoyo.
  4. Sacas la planta y la trasplantas con todo y raíces.
  5. Riegas y listo.

¿Dónde puedes sembrarlas?
Cajón: Caja de madera, alta o baja. Son muy resistentes. Tienen la profundidad ideal para cultivar. $1,500 con sustrato y 3 plantas.
Guacal: Es la manera más económica, consiste en un guacal con un costal. Perfecta para empezar. $250 con sustrato y 3 plantas.
Sistema de riego inteligente: Cajas que almacenan el agua abajo y las plantas van tomando la que necesiten. $800 con sustrato y 3 plantas*

*En Huerto Roma Verde.

O para plantas de ornato y especias tienes una variedad de opciones de reciclaje en botes de refresco o agua, cascos, macetas, latas, botes…

¿Y las plagas?
Incluir plantas aromáticas alrededor de tus hortalizas ayuda a repelarlas. Puedes comprar soluciones orgánicas naturales, sin tóxicos, para controlarlas. Si ya hay un problema grave, lo mejor es acudir con un profesional.

¿Ves que no es ciencia del otro mundo? Anímate y haz tu huerto urbano fácilmente.

Para asistir a talleres y cursos variados, adquirir semillas y plantas, para cualquier asesoría o simplemente para conocer este espacio comunitario tan interesante y bonito, busca a los expertos del Huerto Roma Verde. huertoromaverde.org FB /huertoromaverde Instagram @huertoromaverde Jalapa 234 entre Coahuila y Campeche, Roma, CDMX.

Llevan casi 5 años impartiendo cursos y talleres de siembra, lombricomposta, hidroponia, cultivo de hongos, cursos para niños, composta y más. También ofrecen una especie de gimnasio de agricultura orgánica, que te permite practicar en el Huerto Roma Verde. Hay becas, el dinero no es limitante, puedes cambiarlo por horas de trabajo como voluntario. Encontrarás área de bonsáis, orquídeas, plantas medicinales, enredaderas florales como pasiflora o zarzamora, árboles frutales, gatario, gallinas, conejos. También dan asesoría personalizadas de tus espacios y necesidades, y hay opciones de voluntariado.

Fuente: Piero Barandiarán es Director de Vinculación Interinstitucional y Desarrollo de Contenido de Huerto Roma Verde. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INFO HUERTO ROMA VERDE

Llevan casi 5 años. Cursos, otro formato para transmitir los conocimientos, que se basa en voluntariado, cursos, pero también en una especie de gimnasio, que te permite practicar. Porque luego tomas un curso pero realmente lo que tienes que hacer es practicar. Este gimnasio de agricultura orgánica incluye el curso, pero la idea es que vengas a practicar en el espacio. Hay becas, el dinero no es limitante, puedes cambiarlo por horas de trabajo como voluntario.

 

Hay área de bonsáis, orquídeas, plantas medicinales, enredaderas florales como pasiflora o zarzamora, árboles frutales, gatario, gallinas, conejos.

 

Muchos talleres: hidroponía, taller básico de agricultura urbana, algunos avanzados, cultivo de hongos, acuaponia con peces y plantas, cursos para niños, grupos de mamás… También dan asesoría personalizadas de tus espacios y necesidades, y cómo puedes aprovechar tus residuos orgánicos para hacer tu propia composta.

 

Voluntariado para trabajar la tierra, te inscribes y llenas un formulario, para luego entrevistarte con los distintos encargados de cada espacio: mandala, invernadero, compostas, gatario, la granja…

 

Regresarle a las ciudades lo que había abajo, cuando construyes. Ese espacio superior hay que regresarle la biodiversidad que había en el espacio.

 

 

Espacios donde conoces especies vegetales que finalmente consumes, gente, ver de dónde viene lo que comes, que aprendas a cultivarlo, fomentar la autonomía, ya no ser dependiente para cubrir tus necesidades básicas, son conceptos básicos que se han perdido y que culturalmente se tienen que recuperar. Generar comunidad y bienestar común no solo con las personas, sino también con la tierra y los espacios.