Nuestros sitios

Olvídate del dolor de espalda y duerme plenamente

¿Amaneces todos los días con dolor en la espalda y no sabes por qué? Sigue leyendo, al terminar este artículo quizá descubras la razón.


Escrito por: Guadalupe Celis
Olvídate del dolor de espalda y duerme plenamente

Algunas personas en cuanto ponen la cabeza en la almohada, comienzan a dormir y descansan profundamente, otras tardan horas en conciliar el sueño y cuando por fin lo logran, suena el despertador y se despiertan aturdidos, de malas y por si fuera poco, con un dolor de cuello y de espalda que dura todo el día. Lo peor del caso es que muchos ya están acostumbrados, de modo que sí, la lucha de dormir –para varios– es real.

Si tomas en cuenta que pasamos una tercera parte de cada día durmiendo, lo más sano es buscar soluciones que nos ayuden a dormir plenamente. Afortunadamente, hay varios consejos que puedes seguir para lograr un descanso verdadero. ¡Toma nota!

Olvídate del dolor de espalda y duerme plenamente

El colchón

Si tu colchón tiene más de 10 años, lo más seguro es que tengas que cambiarlo, es muy probable que tenga un hueco a la altura de tu espalda y que hasta puedas ver la silueta de tu cuerpo marcada. Si es así, comienza con lo obvio: un nuevo colchónCuando lo elijas busca uno de firmeza media ya que uno demasiado suave aumentaría la presión en la columna y uno demasiado duro no te dejaría dormir.

La tecnología del colchón ha evolucionado a tal grado que puedes seleccionar aquellos que le den soporte a tu cuerpo liberando los puntos de presión en cuello y espalda.

Muchos de ellos son hipoalergénicos, lavables y ahora hasta se termoregulan según tu temperatura corporal. Si te preguntas ¿y dónde puedo conseguir esa maravilla? Nosotros hicimos el trabajo rudo por ti y nos encontramos con esta fantasía: VOLTTI.  Visita su sitio web, por el momento solo hacen entregas a domicilio.

P.D. Lo entregan empaquetado al alto vacío y en caja, ¿no adoras?

Un poco de ejercicio no te caería nada mal

Otra sugerencia que nos hacen los especialistas del sueño es hacer ejercicios de estiramiento. Practicar yoga puede ser una opción que te ayudará a fortalecer y estirar tu espalda. Incluso hay ejercicios exclusivos para esa área como la postura del gato o la postura del niño, son sencillas de realizar y te permitirán relajar el cuerpo y estirar la espalda de forma controlada. Si te inclinas por esta recomendación, hazlo bajo la supervisión de un experto.

Aunque el zapato sea hermoso, no quiere decir que sea de tu talla

Sí, sabemos que es un dicho muy popular, pero aplica perfectamente para lo que te queremos decir: ojo con tus zapatos. Un calzado incómodo o unos tacones muy altos y demasiado finos dañan muchísimo la espalda. Este tipo de calzado hace que el pie se deslice hacia delante, empujando el peso del cuerpo sobre esa zona, la espalda queda arqueada y los dedos de los pies te punzarán tanto que el dolor será inevitable.  Además, esta tensión puede trasladarse a los músculos del cuello, la cabeza, la rodilla y cadera, generándote más dolor.  

A la hora de elegir tu próximo par, selecciona un tipo de calzado suave y flexible y que la suela esté un poquito elevada y curva, que no sea demasiado plano, sobre todo para evitar el dolor lumbar.

NOTAS RELACIONADAS