Nuestros sitios
Compartir

Las hormonas: su función en nuestras emociones

Por: Valeria Ávila 06 Abr 2015

A veces por más que queramos disfrazar o evitar una reacción una fuerza interna y poderosa ejerce influencia en nuestro ánimo, función cognitiva y conducta. Las  hormonas, […]


Las hormonas: su función en nuestras emociones

A veces por más que queramos disfrazar o evitar una reacción una fuerza interna y poderosa ejerce influencia en nuestro ánimo, función cognitiva y conducta. Las  hormonas, los expertos las llaman mensajeros químicos pero su labor es mucho más que eso.

Las hormonas trabajan las 24 horas del día, los 365 días del año, no paran y están al pendiente de prácticamente todo:

Este video te puede interesar

-Mantenimiento de la homeostasis

-Crecimiento y desarrollo

-Regulación del metabolismo

-Reproducción y diferenciación sexual

-Regulación de la conducta

Vamos a dar un pequeño recorrido por algunos de los más interesantes proyectos donde se involucran nuestras queridas hormonas. 

AMAR Y ODIAR

Elie Wiesel, escritor judío, fue el que dijo “lo contrario del amor no es odio, es la indiferencia”. Entérate que el amor y el odio son increíblemente parecidos a nivel fisiológico y en las hormonas que involucran, por ejemplo la oxitocina. No obstante, mientras el amor parece inhibir parte de las zonas donde se procesan las acciones, el odio las activa. Así como la ira y el placer son polos opuestos, tienen reacciones hormonales similares. No sabrías determinar si una persona acaba de matar a alguien o acaba de tener un orgasmo, pues los ajustes hormonales son prácticamente iguales.

Las hormonas que se mencionan a continuación tienen múltiples funciones y contribuyen al enamoramiento.

Luliberina: Es la misteriosa fuerza que hace no despegarte de tu pareja

Estrógeno: Te hace lucir mejor al estar ovulando, para que atraigas a los hombres.

Serotonina: Es la hormona del placer

Oxitocina: Hace que te excites cuando te acarician

Feromona: La atracción mutua es responsabilidad de esta hormona, no de cupido.

Endorfina: Disminuye tu ansiedad, te hace estar feliz y tranquila.

amar-love

Fuente: shutterstock

LLORAR

Cuando lloras con sentimiento las lagrimas contienen grandes cantidades de las hormonas: prolactina, adrenocorticotropa, leu-enkefalino6 y te sientes mejor después de chillar pues liberaste hormonas que están asociadas con el estrés. También es normal que después de un llanto profundo te duermas porque al liberarte del supuesto estrés tendrás una sensación de relajación. Por eso llora cada vez que quieras.

mujer-llorando

Fuente: marriagepressurepoints

REÍR

Cuando te ríes intensamente liberas endorfinas y tienes un efecto muy similar a estar drogada por morfina. Al reír disminuyes tus niveles de cortisol, la hormona que estresa.

mujer-riendo

Fuente: profitwithcarolyn

ESTRESAR

En tiempos remotos, cuando huíamos despavoridos de un mamut gigante era muy oportuno que nuestras glándulas liberaran gran cantidad de cortisol pues es lo que nos da fuerza para enfrentar una amenaza. Sin embargo esta propagación de hormonas ocurre actualmente en situaciones que ni vienen al caso… y así, se inventó el estrés. Nos encanta preocuparnos por cosas que aún ni suceden o ni si quiera van a suceder, o no son una amenaza como tal, entonces desperdiciamos todo el cortisol que nos envían las glándulas, se acumula en nosotros lo que hace que nos alteremos de gratis y se desencadenen todos esos síntomas cuando nos atormentamos.

mujer-estresada

Fuente: shutterstock

DEPRIMIR

Hay un trastorno conocido como la depresión del invierno (trastorno afectivo estacional) es cuando la glándula pineal produce un exceso de melatonina como respuesta a niveles de luz más bajos durante los meses de invierno. Una cantidad excesiva de melatonina suprime ciertas funciones del del cuerpo, lo que ocasiona la depresión caracterizada por una ansiedad apremiante. Este trastorno comienza a los 20 años y se hace menos común después de los 40. Los pacientes sienten un alivio frente a una luz diurna para engañar a la glándula pineal y detiene la producción de melatonina.

mujer-deprimida

Fuente: shutterstock

¿Qué se puede hacer para procurar mantener óptimo el equilibrio hormonal?

En general llevar un estilo de vida saludable, tener un registro de la menstruación en cuanto a periodicidad, duración y cantidad; acudir a revisión con el médico una ó dos veces al año si todo esta bien ó en cuanto noten una anomalía.

(Recomendación del Dr. José Alberto Hernández Bueno, socio titular de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinóloga)

Con información de Revista Fernanda 

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?