Nuestros sitios
Compartir

5 cosas que aprendí al usar la copa menstrual

Por: Mujer de 10 08 Mar 2016

Hace algunos años mi mamá me dio un folleto de la copa menstrual. Mi primera reacción fue de completo rechazo: ¿qué iba a hacer yo con eso? […]


5 cosas que aprendí al usar la copa menstrual

Hace algunos años mi mamá me dio un folleto de la copa menstrual. Mi primera reacción fue de completo rechazo: ¿qué iba a hacer yo con eso? Soy sumamente irregular, así que todo es impredecible para mí: duración y cantidad de cada ciclo. En ese panorama utilizar la copa no era mi opción preferida.

Algunos años —y un poquito e experiencia— después, decidí investigar un poco más para tomar una deción más informada. Descubrí que el material del que están hechas (silicon grado médico) no produce reacciones dañinas a nuestro cuerpo, como el peligroso Síndrome de Shock Tóxico de los tampones, tampoco irrita ni produce rozaduras como las toallas femeninas. Además, dura hasta 10 años, ¿puedes imaginar cuánto dinero ahorras? Por fin me decidí y la compré. Aquí te platico las 5 cosas que aprendí al usar la copa.

Este video te puede interesar

copa

  1. La menstruación es mucho menos desagradable y fastidiosa de lo que nos han hecho pensar. Sí, a veces es dolorosa, pero no por eso vamos a dejar de realizar nuestras actividades diarias. ¿Sabías que miles de niñas en África o India dejan de ir a la escuela una semana al mes por no tener acceso a toallas o tampones?
  2. Puedes ser más amigable con el medio ambiente sin importar la cantidad de tu flujo. Existen dos tamaños de copa en casi todas las marcas. La pequeña puede contener hasta 20 ml y la grande 30 ml. En promedio, una mujer tiene un flujo de 80 ml cada menstruación, por lo que la puedes vaciar en un lapso de hasta 12 horas. ¡Olvídate de estar cambiándola a cada rato!
  3. A veces, esos días necesitamos un poco de ánimo. Con la copa menstrual puedes disfrutar de tu desnudez y del uso de lencería, pues no se nota como los tampones o toallas. Puedes gozar de los juegos previos al sexo con tu pareja sin preocupaciones y sin sentirte incómoda.
  4. Conoces tu cuerpo mucho mejor. Rara vez nos damos la oportunidad de sentir nuestro cuerpo de la manera en como logras hacerlo con la copa menstrual. Aprendes la cantidad de flujo normal en ti y puedes detectar a tiampo cualquier anormalidad.
  5. ¿Lo mejor de todo? Se refleja en tu bolsillo: las copas menstruales tienen una vida útil de hasta diez años, por lo que te ahorras cientos y cientos de pesos cada año. ¡Úsalos para satisfacer tus antojos!
  6. Uno extra: no tienes que casarte con un solo producto. Utiliza la combinación que más se adecúe a tu cuerpo y tu comodidad. Ésta es sólo una opción.

¿Qué opinas? ¿Crees que tú también puedas aprender algunas cosas al usar la copa menstrual? ¡Cuéntanos!

También te puede interesar:

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro especial DESPÍDETE DE LA VISTA CANSADA Y MEJORA TU VISIÓN ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?