Amor Moda y Belleza
Estás leyendo:
Salud 4 momentos en los que tienes que preocuparte por tus heces
¿Te gustó la nota?
Comparte este contenido
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.

SALUD

4 momentos en los que tienes que preocuparte por tus heces

Es probable que, cuando haces una visita al inodoro, no te gusta echar un vistazo dentro después de haber terminado tu negocio. Pues bien, es hora de empezar […]


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
4 momentos en los que tienes que preocuparte por tus heces

Es probable que, cuando haces una visita al inodoro, no te gusta echar un vistazo dentro después de haber terminado tu negocio. Pues bien, es hora de empezar a buscar, porque tus heces siempre están tratando de decirte algo acerca de tu salud.

Las evacuaciones son la forma natural del cuerpo de excretar los desechos, así que lo que está saliendo de ti es un reflejo de lo que está pasando internamente. El Dr. Eric Esrailian, Jefe de Gastroenterología de la Escuela David Geffen de Medicina en UCLA, dijo a WebMD que la frecuencia, tamaño, forma, y ​​sobre todo el color de las heces deben ser supervisados ​​para asegurar que nada está mal. Si bien no hay un estándar “normal” de la frecuencia con la que debes tener una evacuación intestinal, sin duda hay un promedio, que es una o dos veces al día. Si vas mucho más o menos y te sientes incómoda, ya sabes qué hacer – visita a tu médico de confianza y revisen lo que pueden hacer.

En cuanto a las características más inusuales de tus heces, puede que no tengas suficiente información para saber cuándo es apropiado preocuparte. No busques más. Si tus evacuaciones intestinales se encuentran en alguna de las siguientes categorías, podría ser el momento de hablar con un médico.

1. Es negra:
Las heces están destinadas a ser color marrón, debido a la bilis en el hígado que ayuda en el proceso de digestión. Si se trata de una masa negra, podrías estar sangrando internamente, dice el Dr. Bernard Aserkoff del Hospital General de Massachusetts, esto estaría correlacionado con una úlcera o incluso algún tipo de cáncer. Otros culpables que influyen al tono, son los medicamentos de prescripción y el consumo excesivo de compuestos de bismuto, como Pepto-Bismol. Estos no son tan graves, pero vale la pena hacer una consulta con un médico profesional.

Heces oscuras también son causadas por estreñimiento, y es probable que estén acompañadas de un olor horrible. Tal vez no estés recibiendo los nutrientes adecuados que necesitas, dejando tu cuerpo con pocos recursos para hacer su trabajo correctamente. Revisa tu dieta en las últimas semanas, revisa si hay suficiente fibra, de no ser así, es momento de cambiar de dieta.

giphy

2. Es suelta y acuosa:
Las heces son sólidas. Si experimentas diarreas frecuentes, puedes tener una infección de tracto, que apunta a una enfermedad crónica como la colitis o enfermedad de Crohn (inflamación intestinal). La diarrea en general viene junto con una disminución de energía y la hinchazón en el abdomen.

Una dieta a base de carbohidratos específicos funciona para limpiar el intestino y reducir los síntomas de la diarrea; mantente alejada del gluten, granos, soya y azúcar refinada. En pocas palabras, simplemente come tantos alimentos frescos y saludables como te sea posible. Con el tiempo, el cuerpo va a responder de acuerdo a lo que estás poniendo en él. No importa qué, no olvides beber mucha agua.

giphy (1)

3. Realmente huele horrible:
Ninguna de tus heces va a tener el aroma de rosas recién cortadas, pero el olor también marcará un síntoma de peligro. La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad causada por un gen que genera moco espeso y fangoso que pueden resultar en infecciones pulmonares mortales y problemas digestivos crónicos. Podrías no mostrar otros síntomas en absoluto, excepto lo que aterriza en el inodoro, así que asegúrate de no ignorar tus heces.

También podría apuntar a la enfermedad celiaca, la pancreatitis crónica, o un trastorno de malabsorción. Ninguna de estas garantiza un pánico; simplemente no pospongas las cosas para ir a una consulta médica y ver lo que está sucediendo en su panza. Mientras tanto, aumenta tu consumo de bacterias buenas, lo que aumentará el sistema inmunológico y ayudará en la reparación del tubo digestivo. Los alimentos fermentados poseen probióticos amigables que te ayudarán a eliminar lo que tu cuerpo no necesita.

giphy (2)

4. Hay sangre:
El Dr. Esrailian dice, encontrar sangre en el inodoro es “una de las señales de advertencia más importantes cuando se trata de evacuaciones.” – no sólo pudieran ser hemorroides o estreñimiento temporal – también podrían apuntar a algún tipo de cáncer, sobre todo si tu familia tiene un historial del la enfermedad. Si tus evacuaciones son siempre con sangre, podrías tener algunos daños en el tracto gastrointestinal, y podría potencialmente ser el resultado de una enfermedad crónica o una infección que necesita ser atendida.

La sangre puede aparecer en diferentes tonos de rojo. Si es un tono más oscuro, probablemente proviene de la parte superior del tracto GI, que incluye el estómago, por lo que se oscurece al tiempo que sale del cuerpo. Sangre brillante indica que el problema es en el tracto intestinal inferior o en el recto, asociado con el cáncer de colon, fisuras anales, o la diverticulosis.

giphy (3)

No ignores las señales de tus heces y visita a tu médico.
Con información de: bustle.com

Lee también:
¿Qué significa el color de las heces?
Recomendaciones fáciles y efectivas para los problemas digestivos

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?