Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Rutina de skincare efectiva para la rosácea

Por: Roxana Soler 16 de Mayo
Rutina de skincare efectiva para la rosácea
Comparte éste artículo

Una buena rutina de cuidado facial puede ayudarte a combatir la rosácea.

La rosácea es una condición común de la piel que se caracteriza por enrojecimiento, inflamación y, en algunos casos, vasos sanguíneos visibles. Suele afectar a las mejillas, la nariz, la frente y la barbilla, y puede causar molestias y afectar la autoestima.

Si bien no existe una cura para la rosácea, hay muchas cosas que puedes hacer para controlar sus síntomas y mantener tu piel saludable. Una de las claves es seguir una rutina de skincare adecuada.

Combate la rosácea con esta rutina

Elige un limpiador suave y sin jabón. Evita los limpiadores que contengan fragancias, alcohol o ingredientes agresivos, ya que estos pueden irritar tu piel. Limpia tu rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche. Usa agua tibia, no caliente. El agua caliente puede empeorar el enrojecimiento. Sé cuidadosa al secar tu piel. No la frotes, simplemente presiona suavemente con una toalla suave.

Es importante mantener la piel hidratada, ya que esto ayuda a reducir la sequedad y la irritación. Elige una crema hidratante sin aceite y no comedogénica. Esto significa que no obstruirá tus poros. Aplica la crema hidratante dos veces al día, o más a menudo si es necesario. Busca cremas hidratantes que contengan ingredientes calmantes, como aloe vera, avena o manzanilla.

El sol es uno de los principales desencadenantes de la rosácea, por lo que es esencial usar protector solar todos los días, incluso en días nublados. Elige un protector solar de amplio espectro con un SPF de 30 o más. Aplica el protector solar 30 minutos antes de salir al aire libre y vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con más frecuencia si sudas o nadas. Busca protectores solares que sean etiquetados como «no comedogénicos» y que no contengan fragancias ni alcohol.

Tratamientos

Existen varios medicamentos tópicos y orales que pueden ayudar a controlar los síntomas de la rosácea. Habla con tu dermatólogo para encontrar el tratamiento adecuado para ti.

Algunos medicamentos tópicos comunes incluyen metronidazol, ácido azelaico e ivermectina.

Los medicamentos orales para la rosácea pueden incluir antibióticos, isotretinoína y espironolactona.

Consejos adicionales

  • Evita los desencadenantes: Algunos desencadenantes comunes de la rosácea incluyen alimentos picantes, alcohol, bebidas calientes, ejercicio intenso y estrés. Identifica tus desencadenantes y trata de evitarlos tanto como sea posible.
  • Mantén tu piel fresca: Evita usar agua caliente, baños calientes o saunas.
  • Usa maquillaje no comedogénico: Busca maquillaje etiquetado como «no comedogénico» y que no contenga fragancias ni alcohol.
  • Maneja el estrés: El estrés puede empeorar los síntomas de la rosácea. Encuentra maneras saludables de manejar el estrés, como yoga, meditación o ejercicio regular.

La rosácea es una condición crónica, pero con el cuidado adecuado puedes controlar sus síntomas y mantener tu piel saludable. Es importante ser paciente y constante con tu rutina de skincare. Puede tomar varias semanas o incluso meses ver resultados.

Si tienes alguna pregunta o inquietud sobre la rosácea, habla con tu dermatólogo.

Te recomendamos
Roxana Soler
Roxana Soler Redactora
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Mati Álvarez: Una mujer todo terreno