Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

6 ejercicios faciales para evitar la papada

Por: Roxana Soler 22 de Marzo
6 ejercicios faciales para evitar la papada
Comparte éste artículo

¡Dile adiós a la papada para siempre!

La papada, esa molesta acumulación de grasa debajo del mentón, puede afectar tu autoestima. Si bien existen diversos tratamientos estéticos para combatirla, una alternativa natural y económica son los ejercicios faciales. Estos ejercicios tonifican los músculos del rostro y cuello, mejorando la elasticidad de la piel y combatiendo la flacidez. Con dedicación y constancia, puedes obtener resultados visibles para evitar la papada.

Ejercicios para evitar la papada

1. Estiramiento del cuello

Inclina la cabeza hacia atrás y mira al techo.

Saca la lengua lo más que puedas hacia abajo, como si intentaras tocar tu barbilla.

Mantén la posición durante 10 segundos y repite 10 veces.

2. Sonrisa invertida

Abre la boca ligeramente y lleva los labios inferiores hacia abajo, sin abrir la boca.

Siente la tensión en el músculo del cuello.

Mantén la posición durante 10 segundos y repite 10 veces.

3. Beso al cielo

Levanta la cabeza hacia el techo y estira los labios hacia arriba como si dieras un beso.

Siente la tensión en el músculo del cuello.

Mantén la posición durante 10 segundos y repite 10 veces.

4. Masaje de la papada

Con los dedos índice y medio, pellizca la piel de la papada desde el mentón hacia las orejas.

Repite este movimiento de pellizco a lo largo de la papada durante 1 minuto.

5. Pronunciación de vocales

Exagera la pronunciación de las vocales A, E, I, O, U, abriendo bien la boca y estirando los músculos faciales.

Repite cada vocal 10 veces, articulando con fuerza.

6. Movimientos circulares

Con la boca cerrada, infla las mejillas como si soplaras un globo.

Mueve el aire de un lado a otro de la boca haciendo movimientos circulares durante 30 segundos.

Realiza estos ejercicios al menos 3 veces al día para obtener mejores resultados.

Consejos adicionales

Puedes utilizar un espejo para observar tu postura y asegurarte de realizar los ejercicios correctamente.

Hidrata tu rostro con crema facial para mantener la piel flexible.

Combina estos ejercicios con una dieta saludable y ejercicio regular para obtener un efecto completo.

La constancia es la clave para obtener resultados con los ejercicios faciales. No esperes resultados inmediatos, pero con dedicación verás una mejora en la firmeza y elasticidad de la piel de tu rostro y podrás evitar la papada.

Te recomendamos
Roxana Soler
Roxana Soler Redactora
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Sofía Castro: Nuestra chick girl 2024