Conoce nuestros sitios
Estás leyendo:
Voyeurismo y exhibicionismo, la nueva era de lo prohibido
Comparte
SUSCRÍBETE
Revista Impresa
Queremos complementar lo que más te gusta de tu revista digital.
SUSCRIBIRME A LA REVISTA No, gracias.
¡Mantente alerta! Todo lo que debes saber sobre COVID-19

SEXUALIDAD

Voyeurismo y exhibicionismo, la nueva era de lo prohibido

La siguiente fantasía depende de tu gusto por observar y por ser observada. Esto te servirá como punto inicial para explorar tus propias fantasías voyeuristas y exhibicionistas […]


Escrito por: Valeria Ávila
val_avila
Voyeurismo y exhibicionismo, la nueva era de lo prohibido

La siguiente fantasía depende de tu gusto por observar y por ser observada. Esto te servirá como punto inicial para explorar tus propias fantasías voyeuristas y exhibicionistas (casi todas las personas imaginamos una de ellas o ambas). Si te gusta desvestirte, pero eres tímida, la segunda fantasía de Peeping Tom resultaría bien para empezar. Quítate la ropa sin estar consciente de ello, pues no lo estás haciendo para un público.

Imagina… Tu pareja llega a casa y la encuentra iluminada con velas. Tú le has preparado un baño romántico, los desvistes, le cubres los ojos y lo bañas. No lo dejas hacer nada por sí solo; lo llevas a la habitación, donde habrás dispuesto velas y un enorme espejo que refleje perfectamente la cama o, en su defecto, llena el suelo de cojines y edredones. Descúbrele los ojos, hagan el amor. Mírate siempre en el espejo y capta la mirada de tu compañero. Entrecierra los párpados y fantasea que ustedes no son la pareja del espejo, que se trata de otras personas con las que iniciarán una orgía. Puedes llegar más lejos imaginando que observas a la pareja del espejo (para que la ilusión sea más intensa usa peluca, corsé, medias, etc).

Imagina… Por la mañana, déjale una nota a tu pareja con instrucciones sobre lo que quieres que haga; fija una hora para ello. Diez minutos antes de la hora acordada, ve a tu habitación y saca la sopa del armario, coloca una silla adentro y quédate ahí con las puertas entrecerradas para que puedas ver la cama. Cuando tu pareja entre en la habitación, seguirá las instrucciones que le diste y lentamente se preparará para meterse en la cama. Si se acuesta, resultará provocador. Pasará por tu campo visual, se desvestirá y se pondrá la ropa que sacaste del armario, luego se dará un masaje con aceite y crema, llamará a un amigo y se acariciará el cuerpo mientras camina. Luego, adoptará y fingirá no haber advertido tu presencia, pero le dará especial importancia a cumplir todas tus instrucciones.

Este video te puede interesar

Sugerencia:

Puede resultar muy erótico tumbarse y que cada cual actúe a su vez. Algunas personas prefieren que les ordenen desnudarse y otras actuar desde el principio. sin embargo, hay quienes odian que les digan lo que tienen que hacer. Procura ser cuidadosa para que ambos cuidadosa para que ambos consigan desarrollar sus fantasías de manera natural.

Con información:

Sexo increíble, sugestivos consejos que te harán vibrar

Lee también:

Sexo con los ojos vendados, lo sublime de la privación sensorial

¿Sexo como deporte?

¿QUÉ TEMA TE INTERESA?