Nuestros sitios
Compartir

Bridezilla: Cómo no convertirte en una novia endemoniada

Por: Valeria Ávila 25 Abr 2015

Que te pidan matrimonio y quieras una boda de ensueño es una cosa, pero que te vuelvas una bridezilla y un sujeto insoportable para todos los que […]


Bridezilla: Cómo no convertirte en una novia endemoniada

Que te pidan matrimonio y quieras una boda de ensueño es una cosa, pero que te vuelvas una bridezilla y un sujeto insoportable para todos los que te rodean es otra cosa. No te conviertas en una novia endemoniada con estos tips.

Aunque una boda es uno de los momentos con los que muchas mujeres soñamos desde pequeñas, no existen motivos suficientes para convertirte en una novia insoportable con tal de hacer tu boda tal y como la deseas. Si temes estar convirtiéndote en una bridezilla checa estos tips y aleja las malas emociones de tu vida.

Foto: Google

Foto: Google

1. No te obsesiones con la boda

Este video te puede interesar

Sabemos que quieres que todo sea impecablemente perfecto, entonces ya consultaste Pinterest, sitios de novias, revistas para novias, varias wedding planners, ya lo hablaste con tu mamá, con tus amigas, con la vecina. ¡BASTA! Tu vida no gira alrededor de tu boda.

2. Date un respiro

Comienza a practicar actividades que te relajen y te den momentos de serenidad entre el estrés de organizar tu boda soñada. Métete a clases de yoga, practica pilares, sal a correr, nada por las noches, cualquier actividad que te relaje y te vuelva a poner en tu centro.

Foto: Google

Foto: Google

3. Pide ayuda

Entre el trabajo, la casa y mil cosas puede ser que tu no seas la más indicada para ver todo lo de la boda. Pídele ayuda a una prima que tengas con buen gusto y puedas confiar en ella para la elección de ciertas cosas sobre la planeación de la boda o contrata una wedding planner. Es de sabios admitir que requieres asistencia.

4. Simplifica

Si tienes la oportunidad de que el mismo salón te de un proveedor del banquete, de la música, del pastel o de las flores, evita tener decenas de proveedores y simplifica para que todo lo puedas ver con una persona o así no tener que dar vueltas y dirigir pagos a decenas de direcciones.

Foto: Google

Foto: Google

5. No idealices el evento

Está bien que quieras una boda ideal, pero debes tener en cuenta que aquí y en todos lados, las bodas tienen errores, accidentes y detalles no tan agradables. Cuando no llueve, alguien llega tarde, el del sonido no encuentra cómo conectar sus equipos o los de la decoración confundieron los tomos. ¡Tranquilízate!

6. Relájate

El día de la boda realiza actividades que te ayuden a relajarte, como un manicure, que te peinen lindo, salir a correr o hablar con tu pareja sobre lo que significa ese día tan especial entre tu y él.

Foto: Google

Foto: Google

7. Enfócate en lo principal de la boda

Se supone que es el amor ¿no? Recuerda que el motivo de esta fiesta es la decisión que han tomado entre los dos de pasar la vida juntos. Enfócate en lo bueno, en lo que significa y lo que construirán tu pareja y tu de ahora en adelante.

8. Disfruta de tu boda

Sin importar lo que pase, no dejes que las inclemencias del evento te roben tu buena fortuna. Disfruta de tu día y pásatela súper. Que nada te quite lo bailado.

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable Mujer de 10
Descarga AQUÍ nuestro ESPECIAL: MUJERES TRANSFORMANDO NEGOCIOS. y entérate. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?