Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Besé a una chica y me gustó

Por: Mujer de 10 07 de Julio
Besé a una chica y me gustó
Comparte éste artículo

                         No, no es la traducción de la canción de Katy Perry. Esto realmente ocurrió… La […]

                         No, no es la traducción de la canción de Katy Perry. Esto realmente ocurrió…

La historia va así: Un día mi novio, yo, mi mejor amiga y otros amigos más fuimos a bailar por los bares del centro. Tenía mucho que no salíamos juntos todos así que estábamos ciertamente eufóricos. Decidimos hacer el reto de los 7 bares, que consiste en visitar 7 bares o lugares para bailar y tomar una sola copa en cada lugar.

giphy

Comenzamos en un pequeño bar y tomamos un shot de mezcal, más una cerveza. El plan original, como ya lo mencioné, era solamente tomar un trago allí y luego irnos a otro lugar. Pero el mezcal estaba realmente bueno y la plática también. Así que decidimos pedir uno más.

tumblr_myiu8gGZAR1t81ieyo1_500

Después fuimos a otro bar y repetimos la dosis. Ya para ese entonces, estaban a punto de dar las doce de la noche y seguíamos con toda la energía para continuar. Sin embargo, mi amiga ya estaba un poquito más mareada que de costumbre y comenzaba a estar más eufórica.

-¡Estoy súper feliz de verte!– Me decía mientras arrastraba un poco las palabras y me abrazaba y restregaba su mejilla en la mía.

tumblr_mrj580HrE01rj1l5ho1_500

Cabe mencionar que mi amiga es una mujer muy inteligente y liberal que no tiene reparos en decir lo que piensa y hacer lo que le viene en gana. Ella es totalmente pro liberación femenina y está a favor de los derechos de la comunidad homosexual. Todo el tiempo defiende la diversidad y las distintas formas de amor. Sin embargo, a la hora de tener una pareja es muy conservadora y siempre tiene relaciones a largo plazo. Pero, daba la casualidad que su novio se había ido a un congreso a España y no iba a volver sino hasta dos semanas después.

tumblr_nbr8h4RW5H1rpz00yo1_500

Esa noche nos sentíamos plenamente felices: todos trabajábamos, así que no teníamos problemas para comprar todo el alcohol que quisiéramos y éramos jóvenes, así que disfrutábamos sin restricción del baile y el roce con otros cuerpos.

tumblr_mguxkvNu4V1r04xe5o1_500

Pero he allí que mi amiga fue la que más deshinibida estaba. Ella me bailaba y me acariciaba el cabello o de repente se volteaba y ponía mis manos sobre su cintura. Al principio creí que era sólo un baile más, pero mi novio nos veía un poco sorprendido y otro poco celoso.

Así seguimos bailando un rato, dejándonos llevar por la cadencia de las melodías, hasta que una chica se acercó a mi amiga. Para ese momento, yo ya estaba en un punto de no retorno y mis sentidos se encontraban alterados por el alcohol, así que no puedo decir cómo era esa mujer; creo que era alta, pero no sé si era morena o de tez clara, ni siquiera si era guapa.


tumblr_mty59wqiUo1sslmnmo1_500

 

Lo único que sí recuerdo con bastante claridad (o tal vez la borrachera de este entonces me traicione) es que de repente, sin preguntar y sin titubear, la desconocida tomó a mi amiga y ¡comenzó a besarla! Sin más ni más, la chica de cabello rizado sostenía su cabeza con ambas manos y juntaba sus labios con los de mi mejor amiga.

Así duraron un rato: ella ponía su mano en su espalda y mi amiga rodeaba su cuello con el brazo, o luego simplemente comenzaban a bailar al ritmo de la música, se miraban y volvían a engarzarse en un beso apasionado.

 

140146

 

Cuando al fin se separaron, mi amiga salió del bar tambaleándose. Todos nos fuimos tras de ella y le preguntamos si estaba bien y qué era lo que había pasado. Mi amiga solamente dijo:

–¡No puedo creerlo, besé a una chica! La verdad es que se sintió muy bien. Como que era distinto a besar a un chico, porque sus labios eran más suaves y también su forma de acariciarme. ¿Me pregunto si eso es lo que sienten los chavos cuando nos besan?– Después echó a reír y preguntó la hora.

tumblr_lv700uNuyW1qzbagvo1_500

Ya eran las 3 de la mañana. La última canción comenzaba a sonar en todos los bares y eso anunciaba que era el momento de partir. Después de eso, cuando nos volvimos a juntar en una pequeña reunión en mi casa, mi amiga y su novio contaban la anécdota y ambos se echaban a reír, pues sabían que ese incidente no cambiaba lo que sentían por el otro. Ambos eran muy abiertos en su relación y hablaban de todo sin tabúes y sin prejuicios. Tal vez eso los hacía más felices y más maduros.

¿Alguna vez te ha pasado algo así? ¡Cuéntanos en Twitter @MujerD10!

Lee también

Cómo tener una aventura sin sufrir en el intento

Te recomendamos
Mujer de 10
Mujer de 10 ¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Angie Taddei: La tentación hecha talento