Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Las 4 claves para el amor eterno

Por: Mujer de 10 09 de Julio
Las 4 claves para el amor eterno
Comparte éste artículo

¿Qué hay que hacer para que nuestra relación amorosa dure eternamente? Aun en esta época en la que parece que todo es temporal y nada permanece, ¡claro […]

¿Qué hay que hacer para que nuestra relación amorosa dure eternamente? Aun en esta época en la que parece que todo es temporal y nada permanece, ¡claro que hay manera de lograrlo!

Te pongo el ejemplo de mis suegros que acaban de cumplir 35 años de casados. A lo largo de ese tiempo han tenido sus altas y sus bajas, pero siempre han sabido salir adelante de los problemas porque están muy conectados el uno con el otro. Duraron seis meses de novios y con eso les bastó para estar seguros de que su amor duraría para siempre y hasta ahora lo han conseguido.

Pero, ¿cómo hace una pareja para seguir en el camino del amor por tanto tiempo? Distintos teóricos especialistas en Psicología y relaciones de pareja se lo han cuestionado también. Carl Rogers, uno de los fundadores de la Psicólogía Humanista, llegó a conclusiones interesantes en la década de los 70 tras entrevistar a decenas de parejas jóvenes para su libro El matrimonio y sus alternativas.

Seleccionó personas de clase media que estuviera en una relación seria y les hizo preguntas acerca de su pasado romántico, sus motivos para estar juntos, las dinámicas de su relación, la forma en la que hablaban de los problemas y cuáles eran sus conflictos más comunes. A partir de la respuesta de este grupo heterogéneo, identificó cuatro factores que según su criterio profesional estaban presentes en todas las parejas que “funcionaban” bien. Esas son las cuatro claves para el amor eterno que quiero compartirte hoy. Ponlas en práctica y verás cómo triunfa tu relación.

clave-1-amor

Clave 1: Entrega mutua

Este concepto no tiene mucho que ver con un amor apasionado, explosivo y fuera de control; al contrario, nos habla de una pareja centrada y perseverante cuyo interés en que le relación sea mejor cada día es genuino, y por tanto dedica tiempo y esfuerzo para que así suceda.

La enfermedad, la pérdida del trabajo, la muerte de un familiar y cualquier otro problema de gravedad, ponen a prueba la permanencia de una relación. Hay parejas que no sobreviven a un bache económico porque alguno de los dos no estuvo dispuesto a esmerarse para que su amor continuara a pesar de los conflictos. En estos casos hizo falta entrega, sin ella es muy complicado enfrentarse a los grandes golpes de la vida y salir adelante sin dañar el lazo amoroso.

clave-2-amor-verdadero

Clave 2: Comunicación

Este factor comprende un universo muy amplio, que va desde los comentarios cotidianos y aparentemente irrelevantes (como pedirle a tu pareja que te pase la mantequilla), hasta el modo en que interactúan ante situaciones más complejas de la vida en común. También toca la sutileza de las caricias, la sonrisas, los abrazos o la falta de ellos.

La comunicación, como factor de permanencia de una relación, necesariamente debe incluir dos características: deseo de informar a nuestra pareja lo que sentimos (aún si se trata de una emoción negativa que podría molestarle) y asumir el riesgo de una comunicación abierta y sincera, porque ambas cosas vienen de la mano.

clave-3-amor-verdadero

Clave 3: Disolución de roles sociales

Este tercer factor tiene que ver con las expectativas sociales y culturales que limitan el éxito en nuestras relaciones de pareja. Los roles que “adoptamos” debido a nuestra educación, sin que en realidad satisfagan nuestras necesidades amorosas, pueden convertirse en un poderoso obstáculo para nosotros.

En nuestro país, el machismo sigue dificultando las buenas relaciones de pareja por cuestiones tan sencillas como que un hombre se niegue a cuidar de los hijos o evite ayudar a su esposa en las labores domésticas. Lo mismo ocurre del lado femenino, muchas mujeres siguen pensando que el matrimonio es sinónimo de ser mantenidas por alguien, pero quizá dejarse llevar por esos roles de género no sea lo mejor para el bien de su relación.

clave-4-amor-verdadero

Clave 4: Convertirse en un «yo» separado

Este punto se relaciona con conocernos a nosotros mismos, aceptarnos como somos y saber lo que realmente queremos en la vida. Es una idea que hemos oído antes, muchas veces en realidad: «no puedes dar lo que no tienes», «no puedes amar si no te amas».

Ser quienes somos ayuda a nuestro compañero de vida a ser quién es también. Es común escuchar en noviazgo y matrimonios duraderos que una de las razones por las que aman a su pareja es que pueden ser ellos mismos cuando están con el otro. Precisamente a eso se refiere este punto.

Convertirnos en nosotros mismos también es alcanzar nuestras propias metas y buscar la felicidad de forma individual, a partir de las cosas que nos apasionan, de nuestro trabajo, amistades, pasatiempos; es fundamental sentir que mejoramos con el correr del tiempo, para experimentar satisfacción sobre nuestra vida. Autorrealizarnos y crecer como individuos, también ayuda a que nuestra relación florezca, aunque existe la posibilidad de que si uno de los miembros de la pareja permanece “estancado” mientras que el otro avanza, el amor entre los dos se vaya diluyendo.

 

Lee también:


 

 

Te recomendamos
Mujer de 10
Mujer de 10 ¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Angie Taddei: La tentación hecha talento