Compartir
Suscríbete al NEWSLETTER

Las hijas de Maky y Juan Soler ya crecieron y son brutalmente hermosas

Por: Mujer de 10 03 de Junio
Las hijas de Maky y Juan Soler ya crecieron y son brutalmente hermosas
Comparte éste artículo

¡Están más guapas que nunca!

Hijas de Gaby Rivero sorprender con lo hermosas que lucen; son igualitas a su mamá

Las hijas de Maky y Juan Soler han crecido frente a nuestros ojos, y la belleza de su madre las ha acompañado en su camino. Mia llegó al mundo en 2004, seguida por Azul en 2007. Aunque Maky no suele mostrarlas mucho en sus redes, cuando lo hace, es evidente que han heredado su encanto.

Las hijas de Maky y Juan Soler ya crecieron y son brutalmente hermosas 0

El matrimonio de Maky y Juan duró 15 años y fruto de él nacieron estas dos jóvenes que, aunque no han incursionado mucho en el mundo del espectáculo, sin duda llevan en sus genes el talento de sus padres. Se dice que Azul se parece más a su padre en los rasgos, pero ambas comparten esos ojos azules que los caracterizan.

Las hijas de Maky y Juan Soler ya crecieron y son brutalmente hermosas 1

Maky recientemente compartió en su cuenta de Instagram unas fotos junto a sus hijas, expresando su amor por ellas. Mia, de 18 años, muestra su vida en su perfil, donde se puede ver su pasión por la pintura, la fotografía y los animales. Por otro lado, Azul, de 16, disfruta de los viajes, especialmente aquellos que involucran el mar.

Las hijas de Maky y Juan Soler ya crecieron y son brutalmente hermosas 2

Aunque aún no han seguido los pasos de sus padres en la actuación, ya son reconocidas en el mundo del espectáculo gracias al legado de sus padres.

Te recomendamos
Mujer de 10
Mujer de 10 ¡Lo probamos por ti! Te damos consejos prácticos y fáciles para resolver tus dudas en moda, belleza, bienestar, finanzas, estilo de vida y decoración.
Comparte éste artículo
Este video te puede interesar

¿Qué tema te interesa?

Suscríbete al Newsletter
¡SUSCRÍBETE!
Descargable Mujer de 10
Descarga GRATIS nuestro especial del mes Mati Álvarez: Una mujer todo terreno