Síguenos
Comparte
Conoce tu horóscopo del día
Mujer de 10 > Mujeres con tenis > Val: mi reto de 56 días

Val: mi reto de 56 días

Pues nunca es tarde para comenzar algo diferente, y hoy, ese algo diferente fue mi estilo de vida.

Siempre he intentado llevar una vida saludable, de hecho comencé a buscarla hace dos años, que fue el momento en el que estaba más llenita, (y no por que me incomodara cómo me veía, de hecho yo sentía que no necesitaba una dieta) y decidí tomar cartas en el asunto yendo con un nutriólogo. Aquí entre “nos”, te cuento que soy una mujersita de 1.68 m. y de “hueso ancho” (como a todas nos encanta decir para poder seguir comiendo tacos jaja), pero hace tres año, llegué a mi límite, pesando 73 kg. era algo que no podía creer, y si seguía ese camino, iba a llegar a los 90 kg. para cuando tuviera 30 años, y la verdad, no estaba dispuesta a poner en riesgo ni mi autoestima, ni mucho menos mi salud.

Cuando bajé de peso, llegué a pesar 55 kg. en menos de 6 meses, y todo a base de dieta, ¿lo puedes creer?, en total bajé 18 kg. hasta que llegó el momento en que fui dada de alta y según yo estaba lista para tener una vida mucho más saludable. Terminando la dieta, me metí a clases con un entrenador personal, pero me duró muy poco el chistesito y ahora peso 62 kg.  Estoy 100% comprometida a sentirme bien conmigo misma nuevamente y a sentirme cómoda en mi propio cuerpo, es el único que tengo y lo quiero cuidar.

Día 41: Faltan dos semanas de clases y puedo sentirme más fuerte, sólo que hoy estoy un poco inflamada. Hoy todo fue velocidad, cada ejercicio era más rápido que el anterior para acelerar el ritmo cardiaco. Entre serie y serie corrimos por toda la pista, pero sinceramente creo que fue un abuso, ¡es lunes!

Día 40: … Peeero me pude levantar el sábado a hacer ejercicio pre-boda y déjame te digo que fue bastante divertido. Clau y Álvaro nos dieron la clase. Con Clau trabajamos movimientos de box y con Álvaro trabajamos brazo pierna y abdomen con pesas. Nada mal para darme energía hoy. Me puse hoy el vestido y la verdad me sentí comodísima con mi cuerpo, no es por presumir pero me quedaba demasiado bien.

Día 39: Perdón, tengo boda mañana y tenia que ir por un vestido, ya sé que no es pretexto pero así pasaron las cosas…

Día 38: Hoy me tocó ir sola a clase, y se me iluminó el rostro cuando vi que teníamos que pasar por un pasa manos. Por supuesto que después de 10 segundos estaba dándome de topes con la pared pensando cómo demonios le hacía para cruzar eso cuando tenía 10 años.

Día 37: Miércoles y hoy la parte de cardio fué completamente diferente. Nos hicieron correr al rededor de la pista de novecientas formas diferentes, y sinceramente eso de correr después de recorrer 7 estaciones no está tan padre.

Día 36: Martes de regreso a la rutina y me encanta. Hoy tuvimos clase relativamente tranquila, cada quien en una de las 7 estaciones que incluían fuerza, resistencia y muuucho cardio. Feliz como lombriz pero terminé agotada.

Día 35: Me quedé cuidando a mi hermana, triste pero cierto y la verdad es que no me sentí nada mal por que sabía que ella me necesitaba más de lo que yo necesitaba el ejercicio. Sólo espero poderme poner al corriente rápido.

Día 34: Literalmente mi sábado fué de terror, y no por Halloween, mi hermana tuvo que irse de emergencia al hospital y claro que fui con ella. Mal por la clase perdida, pero ahora si lo primero es lo primero.

Día 33: Viernes y ¿qué creen? ¡CLASE DE HALLOWEEN!, toda la clase se disfrazo pero la verdad creí que por ser un día festivo la clase iba a estar un poco más relajada. ERROR. Mi disfraz de muñequita acabó como la novia de Chucky después de sudar y ponerme color morado. Cabe destacar que hoy fue mi primer clase con mi nuevo outfit de Reebok, y por si querías saber está increíble.

Día 32: Pues sí, sí sentí culpa después de esa rebanada, pero por eso estoy aquí, para sudar todo lo que no sudé ayer y morirme de arrepentimiento por cada gota que caiga al suelo. Afortunadamente hoy hicimos un tipo kick boxing y terminé agotadísima. aquí está la foto:

Día 31: Disculpe usted, pero hoy es cumpleaños de mi novio, y pretendo sentarme con el a tragonear  comer un pedacito de pastel.

Día 30: Hoy me tocó venir solita a clase, y experimenté algo increíble pero sumamente extraño: hicimos lagartijas de cabeza.  Así como lo oyes, apoyé mis piernas sobre una caja y tenía que subir y bajar mi cuerpo apoyándome en los brazos. Facilísimo (SARCASMO) pero me encantó. La clase se dividió en dos pero todo fue súper dinámico.

Día 29: Empieza la semana, y ahora si a darle con todo. Es realmente frustrante que me haya enfermado pero sé que echándole ganas voy a lograr reducir tallas. Hoy me siento muchísimo mejor que la semana pasada, así que no hay pretextos. OOOOPS! ¿QUE QUEEEE? ¡EXAMEN! Para medir nuestra condición dicen los señores entrenadores. Aguanté bastante bien plancha y abdominales, pero ¿burpees?. F-A-T-A-L.

Día 28: Y hoy sábado, no sonó mi alarma y cuando me desperté no tenia coche para ir a clase de yoga, así que me puse mir tenis, unos pants, y corrí hacia el gimnasio aunque no llegara a clase. ¡No hay pretextos!

Día 27: ¡Por fin viernes! Emocionada de llegar a las 6 a hacer ejercicio…. hasta que me di cuenta que hoy íbamos a repetir la clase del lunes: puuuuuuro brazo. 🙁 Me temblaban como nunca, de hecho Lola (mi coach) me tuvo que ayudar en varios ejercicios, pero lo logré. ¿Les conté que tuve mi medición hoy?, pues prefiero omitir mis comentarios, la verdad me fué bastante mal pero me dijeron que no me desactivara que el cuerpo reacciona muchas veces así. Bajé 300gr. de grasa y 100 de músculo. No era el resultado que esperaba pero no por eso pienso fallar.

Día 26: Sigo sin poder mover bien los brazos, pero hoy nos dividimos en dos secciones y cardio lo dejamos al final. Hoy me di cuenta que voy avanzando y que mi cuerpo es mucho mas fuerte y resistente que antes. Si no se nota el avance en mi abdomen, al menos se nota en mi resistencia.

Día 25: No, hoy definitivamente no aguanto los brazos, y ¿qué crees que hicimos?, planchas, TRX, subir y bajar escaleras y muchísimos ejercicios que involucraban hacer muchísima fuerza para que los conejos salgan a pasear. Siento que he sudado mucho, pero la verdad, después de mi enfermedad siento que no me va a ir muy bien en las mediciones, habrá que ver.

Día 24: ¿Quién dijo box?, hoy utilizamos por primera vez los guantes. Aprendimos distintos movimientos y pudimos golpear el saco de arena. Oooooobviamente no aguanto los brazos y sudé como nunca, así que si están pensando en meterse a una clase de box, lo recomiendo ampliamente.

Día 23: Hoy comencé la semana esperando sentirme mejor, y creo que lo he logrado. Me siento bien aunque sigo sintiéndome débil. Creo que afectará los resultados, pero como quiera no puedo dejar que esto me desmotive. Hoy la clase fue súper diferente, hicimos ejercicios de brazo, en los cuales teníamos que subir la cuerda. La verdad, es que mi cuerpo no dio el ancho, pero las ganas ahí estuvieron presentes siempre.

Día 20, 21 y 22: No me pude parar de mi cama :(. Lo único que comí durante 3 días fueron antibióticos y gatorade. Esto lógicamente me hace sentir mucho más débil, sólo espero poder regresar la próxima semana con muchísimos ánimos. Lo que más me frustra, es que el viernes hay medición.

Día 19: Enferma, enferma, enfermísima. No pude ni siquiera hacer la dieta por que todo el día me la pasé súper mal del estómago. Espero de verdad que pronto me recupere por que no puedo ni siquiera tomar agua.

Día 18: 
Vengo a clase un poco enferma, pero ni eso me detiene. Me alejé lo más que pude de Omar, por que siempre nos presiona y aunque sé que tengo que dar el 100, me sigue dando miedo no dar el ancho. Otra vez fueron 6 estaciones, y Lilia y yo hicimos todo juntas, en cierto modo nos motivamos y aunque me sentí pésimo después de entrenar, mañana llegaré con las mismas ganas, lo prometo.

Día 17:
La rutina súper diferente, hicimos espejos, el grupo se dividió en dos y cada uno de esos grupos hacía 3 rutinas diferentes. Después, de esas 3 veces, todos al centro a hacer cardio y después, cambio a otros 3 ejercicios diferentes. eso lo repetimos 4 veces. ¿Fácil no?, pues terminé empapada por fin, no sé si de tanta agua que estoy tomando pero de verdad hoy ha sido de los días más agotadores que hemos tenido.

Día 16: 
La rutina de siempre, pero como algunos se fueron a Spartan Race, los que nos quedamos sudamos como nunca, por que al parecer tenían una sorpresita para nosotros: un entrenamiento de “marines” antes de terminar la clase, que consistía en cargar pesas, subir y bajar escaleras con un costal, y correr lo más rápido que puedas (se me olvido mencionar los espantosos increíbles burpees). Terminando nos dieron la explicación de lo que habíamos hecho, hipotéticamente aventamos granadas, cargamos a un compañero y le salvamos vida. Aunque el choro fié muy emotivo, no podía dejar de pensar en cuánto quería asesinar a alguien y dormir 5 días seguidos. Obviamente: Omar Fierro sigue presionando por que hagamos bien las cosas (se agradece).

Día 15: 
Hoy fuimos en la mañana, ya que tuvimos que ir a grabar nuestras cápsulas. La rutina: me muero lo pesada, las entrenadoras: más rudas que nunca, el resultado: mi cara morada y pasando vergüenzas enfrente de la cámara. Todos la verdad súper motivados y así seguiremos después de haber visto los resultados de ayer.

¡Peligro! Gordita en acción: Perdóname Señor, ayer por más motivada que estaba, fui a cenar con mi novio y comí 6 bocaditos de fondue. Juro nunca más.

Día 14:
Hoy es el gran día, llegué a mi cita con Majo a las 6:30 y ¿qué creen?: ¡3.7 kg menos de grasa!, creí que era muy poco cuando Majo me dijo, pero cuando subí y me preguntaron, al parecer fui la que más perdió grasa este mes, y la verdad me siento muy orgullosa. De eso se trata, se comenzar a reconocer tus logros y sentirte bien por eso, de ver que todo lo que has hecho ha valido la pena. hoy creo que así fue. También gané 2.5 kg. de masa muscular, por eso los resultados no se veían tan claros en la báscula, y ahora sé que no me debo de fijar en eso ni desmotivar. Por otro lado, me cambiaron la dieta, más proteína por la noche, y por fin me dieron chance de comer un gustito: crema de cacahuate.

Día 13:
Miércoles, y sigo preocupada por que mañana es mi cita para que me digan cuánto he bajado, pero la báscula sigue desanimándome. Mientras tanto, yo quejándome cada clase por que me suben el peso de las mancuernas, por que dicen que me “consiento”, y está bien, eso quiere decir que puedo más y se siente padre que tras personas también lo crean como mi entrenador Dany.

Día 12:
Martes, y volvemos a las rutinas de la semana pasada,mucho cardio pero hoy siento que mis piernas realmente arden. Por fin salí un poco más sudada de clase, y cada vez me siento mucho mejor con mi abdomen, pero la verdad me estoy desanimando. Sigo pesando lo mismo y no sé por qué.

Día 11:
Lunes otra vez, y como cada semana, se intensifica la rutina. Lo que más me preocupa es que no sudo tanto como lo hace las demñas personas del grupo, y esta semana tengo mi medición con mi nutrióloga Majo, y me van a decir qué tal voy. Esta clase fue un poco diferente, además de tener a Omar Fierro encima de Lilia y de mí presiónándonos para hacer todo bien, hicimos ejercicios diferentes como pecho en TRX, subir escaleras, y mucho cardio. Como llevo diciendo mucho tiempo: Estas clases me encantan.

Día 10:
Sábado: Lo siento. Ayer salí a las 2 am, tomé mucho y me quedé dormida. Lo compensé haciendo ejercicio en la playa por la tarde y jugando fut. No fue mucho la verdad, pero por lo menos seguí mi dieta al pie de la letra.

Día 9:
Me vine a Acapulco, pero me traje conmigo la dieta y hasta el ejercicio. Me mandaron rutina de viaje, y aunque llegué a las 9 pm. hice mi rutina mientras los demás se fueron a comprar la comida. Eso me encanta, que tienen todo planeado hasta cuando no puedes ir a HIT56, te motivan a no dejar de cuidarte, y creo que lo logré. Hice mi súper, y aunque vi a todos tragonear molletes, aguaré como toda una valiente y me comí mi quesadilla de tortilla de nopal con queso panela.

Día 8:
Pues es jueves, y mañana me voy a Acapulco, así que tengo que ver qué hago para no romper la dieta ni la rutina. Obviamente, hoy le voy a echar el triple de ganas, ya que no voy a venir ni viernes, ni sábado (OOPS). Saliendo de clase volví a ir al cine, pero me alejé lo más que pude de las palomitas, dos puñitos y ya. La rutina: ¿conoces los jumping jacks, metralletas, burpees, mountain climbers, y otros? Ahora imagínalos seguidos y tres veces cada 5 minutos. Eso hicimos hoy además de las estaciones.

Día 7:
Pues si, ayer pequé con unas palomitas light, que aunque no estaban dentro de mi dieta, no me sentí tan mal por que todo lo he cumplido al pie de la letra, pero tengo que hacer todo lo posible por sentirme súper mal y ponerle más energía a la clase (jaja, ¿qué tal mis motivaciones?). ¿El ejercicio? Rutinas pesadas para Lilia y para mí, pero cada vez se notan más los resultados.

Día 6:
El cuerpo empieza a acostumbrarse a esta intensidad y a este ritmo. Hoy trabajamos más abdomen, pero de verdad me encanta que jamás te aburres en estas clases. Lola, Lore, y Dany nuestros entrenadores, le ponen muchísima energía a cada clase y eso nos ayuda a motivarnos más. Hoy saliendo voy al cine, así que ya mañana les cuento qué tal me fue con las palomitas. 🙂

Día 5:
Hoy la semana comienza más pesada, como debe de ser, se intensifican los retos, pero como apenas llevamos una semana, la verdad se me hizo más pesado. La dieta… pues como siempre, me llena pero comienzo a desesperarme, sólo espero tener resultados pronto. Hoy salí de clase realmente agotada, pero el esfuerzo valdrá la pena. Mientras tanto… ¡Vamos por más ensaladas!

Día 4: 

Y después de no salir ayer por que salí de HIT56 a las 8 pm., hoy sábado, me desperté a las 8 am para hacer ejercicio a las 9 de la mañana. La rutina de hoy fue completamente diferente, hicimos unas pequeñas competencias ya que hoy fueron distintos grupos en dos horarios. Fueron las mismas rutinas que hemos aprendido, pero contra reloj, lo que lo hizo mucho más divertido e interesante. Hasta que me enteré de una pequeñita noticia: esta semana fué la parte “leve” y la siguiente será mucho más intensa. Estoy apanicada súper emocionada. Ahhh, y les cuento que después de mi deliciosa ensalada de espinaca, quinoa, pollo asado y aguacate, cometí un pecado mortal: me comí un helado de frutas (juro que no tenía azúcar), pero como quiera me sentí muy mal después.

Día 3:

¡VIERNES! Por fin, pero eso significa salir temprano de la oficina, dormir un poco y despegar con toda la energía para ir al gimnasio (si claaaaro). Obviamente me desperté con la peor flojera del mundo, pero tengo que hacerlo, tengo que terminar con broche de oro la semana más pesada que he tenido últimamente. La comida de hoy: pescado asado y un poco de ensalada con aguacate y semillas de girasol, la verdad nada mal. Pero en HIT56, un poco pesadita la rutina de hoy. Creo que lo que más trabajo me cuesta son los brazos, los siento débiles, pero por eso tengo que seguir echándole ganas.

Día 2:

Creí que iba a sentir todo el cuerpo adolorido, pero sorprendentemente, mi abdomen es el que único que realmente está sufriendo. Creo que la comida de hoy superó la de ayer, la comí con ganas: una ensalada que llevaba una lata de atún, medio pepino, medio aguacate, chile verde y un poco de limón. D-E-L-I-C-I-O-SO. Tristemente, llegué con más miedo a HIT56, pero entre tanta gente, Lilia, y 4 entrenadores, ese miedo se transforma en motivación. La pregunta que me hago hoy es: ¿Sobreviviré al olor de las palomitas cuando vaya al cine?

foto 2

Día 1:

Hoy comencé el reto, llegué con todas las ganas a desayunar mi asqueroso  delicioso yoghurt natural, y un poco de melón, pero el verdadero reto estaba en salir más tarde del gimnasio ilesa. A la hora de la comida, siendo sincera, no tuve tantos antojos, es más fácil pensar que todo lo estás haciendo para lograr un objetivo que estás buscando, eso es lo que te mantiene con ganas, o al menos a mí. Llegando a HIT56, tuvimos distintas rutinas y series divertidas, y al final, no fueron tan divertidas, pero lo que sí te puedo decir, es que el último suspiro que das en la clase, ese cansancio y dolor muscular que sientes, es totalmente satisfactorio.

foto 1

 

Suscríbete a nuestro newsletter

Sexo: